Técnica de relleno

En nuestra clínica, únicamente realizamos rellenos con ácido hialurónico y con hidroxiapatita cálcica. Ambas sustancias forman parte del tejido de sostén de nuestra piel, y por este hecho no se reconocen como extrañas y no precisan de pruebas de alergia para poder emplearlas. Ambas se reabsorben de forma natural y son las sustancias de relleno más seguras disponibles en el mercado.
Existen diferentes marcas de ácido hialurónico y siempre empleamos las de mayor calidad y las que mejor resultado aportan al paciente. Su duración puede llegar al año. El ácido hialurónico que empleamos lleva una sustancia anestésica añadida para que se tolere mejor su infiltración, no obstante en zonas más dolorosas en ocasiones empleamos crema anestésica. Sin embargo, suele tolerarse muy bien su infiltración si empleamos cánula, con la cual también evitamos la aparición de hematomas y distribuimos el relleno con mayor facilidad.
El ácido hialurónico lo empleamos no sólo para rellenar los labios, las arrugas peribucales, los surcos nasales, las líneas de marioneta, el canal lagrimal (ojeras) y para la elevación de las cejas, sino que también lo empleamos para recuperar el volumen de la cara que se pierde con el envejecimiento. Recuperar los pómulos, el óvalo de la cara puede hacer que mejoren los surcos sin necesidad de infiltrarlos.
También lo utilizamos para la hidratación y aportación de luminosidad de la piel de la cara mediante su inyección a modo de mesoterapia. Para esto se precisan varias sesiones y su efecto no es tan duradero por lo que requiere tratamientos de mantenimiento.

La hidroxiapatita cálcica es la otra sustancia que empleamos como relleno. Sólo existe una marca disponible que es Radiesse® y también es un componente natural, que se reabsorbe de forma natural y tampoco presenta reacciones alérgicas. La hidroxiapatita cálcica aporta un efecto tensor y estimula la regeneración de colágeno, lo que la hacen muy atractiva para su uso en la arcada mandibular y en los pómulos. Su efecto máximo aparece a los 2 a 4 meses de su infiltración (tiempo de síntesis del nuevo colágeno) y su duración estimada es más de un año. En ocasiones puede aparecer un edema después de la infiltración, así como algún hematoma, que intentamos evitar mediante el empleo de cánula. Al igual que el ácido hialurónico también está mezclada con un anestésico local para minimizar el dolor, y también podemos emplear anestesia en crema en las personas más sensibles.

Tanto el ácido hialurónico como la hidroxiapatita cálcica se pueden emplear en otras localizaciones fuera de la cara como son los lóbulos de las orejas o el dorso de las manos.
La aplicación de frío después del tratamiento puede minimizar la inflamación.
Puedes notarte algún nódulo después de la infiltración que puedes masajear hasta notar su desaparición. No presiones la piel en exceso para que el relleno se pueda distribuir de forma homogénea

Debes comunicar al dermatólogo si tomas antiagregantes o anticoagulantes, si tienes tendencia a hacer queloides y si padeces de alguna enfermedad autoinmune conocidadas como colagenopatías

RBE Clínica Dermatológica

Equipo médico
Dónde estamos
Cita previa
Contacto
Blog

Dermatología Médica

Acné
Dermatología infantil
Cáncer cutáneo
Caída del cabello
Psoriasis

Dermatología Estética

Rejuvenecimiento facial
Manchas
Toxina botulínica
Exceso de sudoración
Relleno
Depilación láser
Tratamientos láser
Tipos de láser
Cicatrices del acné

CLÍNICAS DERMATOLÓGICAS RBE

Av. Tres Forques, 11 bajo
46018 Valencia | Telf: 963 410 408
C/ Félix Pizcueta, 16 bajo
46004 Valencia | Telf: 963 524 096
C/ Góngora, 1 - Es 4 - pta. 2
03803 Alcoy (Alicante) | Telf: 966 521 819
Copyright 2012 | Imagen & Marketing